izu-miguel

Miguel Izu


Nacido en Pamplona, 1960. Doctor en Derecho y licenciado en Ciencias Políticas y Sociología. Master en Dirección y Gestión Pública. Funcionario, vocal del Tribunal Administrativo de Navarra.

Concejal del Ayuntamiento de Pamplona 1995-1999. Presidente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona 1995-1999. Parlamentario foral 2003-2007.

Coordinador de la Asamblea de IUN-NEB de Pamplona 2000-2004. Miembro de la Comisión Ejecutiva de IUN-NEB 2004-2007.

Miembro del Consejo Político de IUN-NEB.


Compañeras y compañeros de Izquierda-Ezkerra.

Desde que me afilié a IU, hace ya muchos años, y como parte de mi compromiso con la organización, siempre he estado disponible para integrar las candidaturas, tanto de órganos internos como de listas electorales. En unas ocasiones he ocupado puestos con posibilidades de ser elegido, en otras he ido “de relleno”, y un par de veces he sido elegido para cargos institucionales que he intentado desempeñar lo mejor posible. En todo caso, creo que tanto mi experiencia profesional como mi experiencia política no son un patrimonio particular sino algo a compartir con el conjunto de la sociedad y con el conjunto de la organización. Ante otra convocatoria electoral he vuelto a ofrecerme para estar, o no estar, en las candidaturas y en el puesto donde pueda ser útil. Algunos compañeros me han indicado la conveniencia de que presentara mi candidatura para el Parlamento de Navarra y me han avalado para ello, y ahora someto a la decisión de las elecciones primarias de Izquierda-Ezkerra qué lugar he de ocupar en la lista. En cualquier caso, mi compromiso con el programa electoral que aprobemos entre todos será el mismo ocupe un puesto u ocupe otro, salga elegido o no salga elegido, y en los próximos cuatro años seguiré trabajando donde me toque.

Comparto la estrategia que entre todos hemos ido adoptando en los últimos años, tanto en IU como en I-E. Creo en la necesidad de sumar esfuerzos para constituir un bloque político y social con el suficiente apoyo ciudadano como para variar sustancialmente el rumbo de las políticas que venimos padeciendo; creo que para vencer a la versión más salvaje del capitalismo que se ha impuesto en los últimos años no puede hacerse política en un solo país, por eso creo que el inicio de ese bloque a nivel europeo es el Partido de la Izquierda Europea, a nivel español es IU y la Izquierda Plural y a nivel navarro Izquierda-Ezkerra. Pero queda mucho camino para ampliar ese bloque, para ampliar las alianzas, para pelear por la hegemonía cultural y política, para lograr lo que últimamente hemos llamado la confluencia de la izquierda y que se ve dificultada por un exceso de miopía, de sectarismo o de personalismo en todas las organizaciones de la izquierda y contra el que debemos estar alerta y luchar, empezando por nuestra propia casa. Me hubiera gustado que estas elecciones primarias fueran para configurar la candidatura de una coalición mucho más amplia, ahí tenemos el ejemplo de Syriza, pero en todo caso creo que Izquierda-Ezkerra es la opción adecuada en este momento para seguir trabajando en esa dirección.

Creo que las organizaciones son instrumentales, por eso debemos estar abiertos a la renovación constante y a la refundación, la de la izquierda que iniciamos hace pocos años ha quedado incompleta y tenemos que renovar los compromisos que hemos adoptado y no hemos ejecutado en su totalidad. Pero creo que tampoco hemos de flagelarnos y olvidar el camino recorrido. Creo que, con todas nuestras carencias, en IU (y también a través de I-E) llevamos casi treinta años de aprendizaje y de experimentación en lo que debe ser un movimiento político y social realmente participativo, realmente abierto y realmente eficaz, creo que hemos ido aprendiendo de nuestros errores y no creo que nadie pueda venir a darnos lecciones al respecto. Creo que seguimos teniendo el mejor instrumento de transformación social.

Tengamos mejor o peor resultado electoral, pelear por nuestros principios y nuestras aspiraciones constituye una carrera de fondo. Espero que lo que consigamos en estas elecciones de mayo ayude a introducir el cambio en Navarra y que sea uno de los peldaños que nos conduzcan a un cambio todavía mayor en noviembre.

A por ellos.